¿Cómo cuidar tus manos al entrenar?

Si recién empiezas o ya llevas tiempo realizando ciertos tipos de ejercicios como: levantamiento, dominadas; donde las manos juegan un papel importante, habrás comenzado a sentir laceraciones o como se lo conoce en el argot del trainning heridas de guerra; es justo en este punto que debes conocer las nociones básicas de como cuidar tus manos cuando entrenas o practicas algún ejercicio previamente mencionado.

Esta herida es la más común dentro de los entrenamientos sobre todo cuando el cuerpo queda colgado en la barra por ejemplo los pies a la barra, dominadas, muscle ups y también los ejercicios de levantamiento, pero se puede evitar si sabes cuidar tus manos como todo atleta debe hacerlo.

El cuidado de tus manos no es una cuestión solo de estética

A continuación voy a explicarte los cuidados más básicos para prevenir callos, durezas y heridas.

Entonces comencemos hablando de los callos y las heridas por fricción en las manos, podemos decir que son condiciones muy comunes, a muchas actividades en las que existe roce sobre las palmas de las manos.

Los callos se forman por la fricción y presión repetidas sobre una zona; los halterófilos y aquellos atletas que se enfrentan diariamente a un gran número de dominadas, swings de kettlebells, etc. Son los mas propensos a padecerlos.

¿Cómo prevenir los callos de las manos?

Todo depende de tu agarre de la barra, en el rack o de cualquier accesorio que involucre una sujeción.

Cuando se trabaja con barra, anillas, mancuernas, kettlebells, etc; es aconsejable el uso de protectores de mano (calleras) a ser posible de un material específico para un mejor agarre y protección.

Las calleras suelen tener dos o tres hoyos; esto básicamente se diferencia en el área de cuidado, tres hoyos protege mas que dos. Estos accesorios suelen tener una estructura en un material de cuero que protege la palma de la mano, incluso suelen tener refuerzos rígidos en algunos modelos.

Un método empleado sobre todo en el mundo del Crossfit es el taping. La preparación del vendaje puede parecer una técnica de origami al inicio; pero después de un par de ocasiones se vuelve extremadamente sencilla y rápida.

Se puede utilizar para no dejar de entrenar a pesar de las heridas o para prevenir su aparición.

¿Cómo evitar las heridas en las manos?

Los callos son un mecanismo de defensa de la piel frente a agresiones mecánicas repetidas. Los atletas que trabajan con barras, anillas, o cualquier ejercicio en el cual exista sujeción; no pueden evitar la formación de callos en las manos, es más, deben asegurar su aparición progresiva para la propia protección de la piel.

Como ves, los callos son inevitables en tu vida de Atleta dentro de tu lugar de entrenamiento, pero no te angusties puedes evitar que se levanten siguiendo estos consejos:

  1. No te pases con el magnesio: mejora tu agarre, pero reseca tus manos y ayuda a formar durezas y callos.
  2. Hidrata tus manos a diario: usa una crema hidratante con alto contenido en grasa, como la manteca de karité, para hidratar tus manos después de entrenar. Seguro que te alivia la tirantez y la sequedad que notas después de realizar tantas dominadas.
  3. Lima los callos y durezas: después de la ducha y antes de echarte crema, usa una piedra pómez o una lima de uñas para pulir las durezas de tus manos.
  4. Una vez a la semana, raspa y afeita los callos: si entrenas mucho o notas que la lima ya no es suficiente, dedica una día a la semana a raspar a conciencia los callos e incluso usar una cuchilla para retirar las durezas y pieles muertas de tus manos. Y no te olvides de hidratarlas después.

Cuidar a diario o semanalmente tus manos te ayudan a evitar lesiones ya que la extrema sequedad de tus manos o los callos profundos se levantarán con el roce de la barra.

Cuidar tus manos Atleta no es un lujo, es una necesidad.

Piensa que tus manos son tu principal herramienta durante el entrenamiento y, si no están en condiciones, lo notarás en tu rendimiento final.

Finalmente queremos recordarte lo que te he mencionado; cuidar tus manos no es una cuestión de estética.

A menos que te encante tener manos sangrientas durante tus rutinas, es mejor evitarlo siguiendo las recomendaciones que te he compartido.

Y tú, ¿Qué haces para cuidar tus manos? ¿Aún crees que no es necesario?

¡Cuéntame en los comentarios!

Deja una respuesta